miércoles, 17 de noviembre de 2010

Los primeros años de Lima: Los recursos naturales

Luego de la desestimación española de fundar el nuevo Virreinato en la ciudad serrana de Jauja, los conquistadores decidieron instalarse en las costas peruanas, invadiendo los santuarios de Puruchuco y Pachacámac. Es así que el 18 de enero del año 1535 se fundó la ciudad de Lima con el nombre de Ciudad de los Reyes, colocando simbólicamente la primera piedra de la Catedral, levantada, además, por el propio Francisco Pizarro.

Si bien es cierto que el 'desencuentro' de los dos mundos, el occidental y el andino, ya se había producido algunos pocos años atrás con la derrota de Atahualpa y la posterior conquista del Imperio incaico. Las tierras descubiertas para la fundación mostraban un paisaje natural distinto que el de la sierra; eran tierras cubiertas por frondosas lomas, con un clima bastante húmedo y sin grandes lluvias. Además de poseer tres valles: el Chillón, el Rímac y el Lurín.

Entre los términos que emplearon los españoles para describir lo que ofrecía el nuevo terreno tenemos: 'llano', para denominar indistintamente a toda la costa; 'comarca', para referirse a una determinada población natural; 'sitios de asiento', llamados así por ser lugares de descanso.

La presencia de grandes recursos naturales provocaron que Lima a fines del XVI fuera una ciudad muy abastecida. Vemos, pues, el crecimiento de sauces, alisos, molles; de plantas medicinales como la verdolaga, la chicoria y el apio. Y también, la presencia de venados, llamas, gallinazos, cernícalos, lagartijas, vizcachas, pumas, iguanas, sapos, entre otros.

Las tierras eran muy fértiles para el crecimiento de trigo, cebada y maíz, cultivadas mayormente por la población natural, asentada por siglos en la costa. Sin embargo, los españoles también se dedicaron al cultivo, teniendo muchas de las casas y los conventos pequeñas huertas. Es así que la vista de la ciudad en un principio estuvo rodeada de muchos cultivos.

A pesar de que observamos que en Lima, los primeros años fueron de mucha producción, nunca faltaron los problemas de administración, provocando que en ocasiones escaseara increíblemente el alimento. Para este efecto el Cabildo de Lima tuvo que declarar constantemente ordenanzas. Así, pues, en el mismo año de la fundación se estipula la siguiente ordenanza:

Toda persona tiene la obligación de sembrar quinientos árboles en el término de seis meses, so pena de multa (10 pesos de oro).

Lima, 1535.

Bibliografía empleada:
GUTIÉRREZ, Laura (ed.). Lima en el siglo XVI. Lima: PUCP, Instituto Riva Aguero, 2005.

9 comentarios:

  1. Que hermosa y fertil pintas tu tierra en aquella época.
    Desconozco cual es vuestra opinión acerca de la colonozación por parte de los españoles pero supongo que si fué sangrienta y se dedicaron a esquilmar la tierra no será muy buena al igual que tampoco lo es la mía en semejantes circuntancias.
    Disfruto mucho con la historia de tu pais.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola querido Cesar, cuanto me gusta leer esto, me encanta la historia de tu país y me gustaría en un futuro poder visitarlo. Ya he visitado algunos de tus países vecinos pero este me resulta atrayente por toda la historia que ofrece.
    Hay muchos nombres de animales que ni se cuales son o quizás si y en cambio los llamáis por otro nombre (a saber).
    Con las ordenanzas publicadas, se aseguraban el cumplimiento de todo el mundo, aunque como siempre el mayor esfuerzo era/es para el pobre.

    Que tengas una buena semana, besitos azules querido amigo muassssssss

    ResponderEliminar
  3. Impresionante esa catedral de Lima, de una gran belleza arquitectónica y un gran valor histórico. Me parece una entrada muy interesante Cesar, no sabía que a pesar de la riqueza natural de la zona, se hiciera necesario estipular ordenanzas para estimular la siembra por ejemplo.

    Y los animales andinos, ahh qué maravillosas esas llamas, vicuñas y alpacas, nunca se me olvidarán.

    Un saludo afectuoso y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  4. Hola Wendy, recuerda pues que aquí se desarrollaron las culturas un poco más tarde que en Europa, por ese motivo todavía en el siglo XVI podíamos observar muchos recursos naturales.

    Con respecto a la colonización, existen muchos puntos de vista al respecto. Sabemos que nuestro país se formó por la fusión del mundo andino y el occidental, pero siempre estamos tan confundidos que no podemos comprender que se dio de esa manera. El caso del Perú que albergó a un imperio tan extenso como el inca incrementa esta dificultad de comprensión.

    Hasa pronto, gracias por la visita. Que estés bien.

    ResponderEliminar
  5. Hola Princesa Amidala, gracias por la visita.

    Las ordenanzas eran maneras de asegurar la producción posterior. Con las sanciones se trataba de no generar un desequilibrio, pero esto no se dio. El abuso indiscrinado terminó por acabar con todos los recursos...

    Yo no te podría mentir a ti respecto a la belleza que muestran los andes peruanos. Tú lo has podido ver y sentir en su plenitud.

    Espero haya sido de tu agrado la entrada, que tú eres una lectora con conocimiento de causa, así que deberé esforzarme.

    Hasta pronto, que te vaya bien.

    ResponderEliminar
  6. Hola Kanet. Espero que realmente un día puedas darte una vuelta por aquí y puedas disfrutar en persona de todo lo que te puede ofrecer un país con mucha historia como el Perú.

    Los animales como dices suelen ser llamados de otra manera, pero me hubiera gustado saber cuáles no comprendes.

    Tienes razón, con la ordenanza se forzaba a la recuperación a mediano plazo de los recursos; cosa que nunca se dio, te comentaré. Con el paso de los años era imposible conservar la riqueza natural del terreno.

    Que también tengas una buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Es curiosa, la ordenanza sobre los cultivos, así como lo que cuentas sobre la historia de los árboles y plantas medicinales de la zona.
    Buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Zamarat. Sí pues las ordenanzas tenían como fin preservar los recursos en un futuro. Respecto a las plantas medicinales, éstas fueron empleados por las comarcas asentadas desde tiempos remotos. Así pues, los españoles aprendieron a usarlas, mas no a prepararlas.

    Hasta pronto,que te vaya bien.

    ResponderEliminar
  9. yo quiero historias recientes

    ResponderEliminar